Hacen en China un “cigarro electrónico” que controla el vicio

Parece un cigarro, se siente como un cigarro... pero ¡no es tan malo para la salud!.

Una compañía china inventó el primer cigarro “electrónico” del mundo dirigido a fumadores que intentan dejar el tabaquismo en el continente asiático y otras partes de este contaminado planeta.

Los cigarros “Ruyan”, del Golden Dragon Group, son en realidad dispositivos en forma de cigarro que funcionan con baterías —no hay combustión ni, por tanto, contaminación— y liberan nicotina para imitar el verdadero acto de fumar, informa Reuters.

Sin embargo, la intención es que el consumo de nicotina desaparezca gradualmente, de modo que los cigarros se venden con cartuchos con cuatro diferentes niveles de la sustancia (alto, medio, bajo y nulo) que se deben cambiar a medida que la persona avanza en su control del hábito.

“La nicotina llega a los pulmones en un lapso de siete a diez segundos”, dice Scott Fraser, vicepresidente de la empresa SBT Co. Ltd. con base en Pekín, primera en desarrollar la tecnología electrónica del cigarrillo en 2003 y que ahora controla Golden Dragon.

“Se siente como un cigarro, parece un cigarro... incluso emite humo. Es como fumar realmente, pero de forma distinta”, añade.

Los cigarros electrónicos ya están disponibles en China, Israel, Turquía y varios países de Europa, pero aún no salen a la venta en Estados Unidos.

Entre los competidores de Golden Dragon se encuentran los gigantes farmacéuticos Pfizer y Novartis AG, que venden productos de reemplazo de nicotina como parches, inhaladores y chicles.

Pero los números muestran que Golden Dragon va por buen camino: un año después de mejorar su tecnología, las ventas de los cigarros, a 208 dólares ($2,288) cada uno, se duplicaron en 2006 en relación con el año anterior.

Alguien por aquí sufre de este mal?, entonces compre ya su cigarro electrónico y sálvese de morir por cáncer pulmonar.