El juez, David Barnet, contempló la demanda que tenía sobre su estrado, y luego miró detenidamente al demandante. Éste era un hombre pequeño, contrahecho, con una enorme desviación de la columna vertebral y una voz muy distorsionada a causa de la malformación de su cuello y su garganta.

El hombre estaba presentando una demanda por daños y perjuicios. ¿Contra quién hacía la demanda? Contra sus propios padres. Los acusaba de haberlo traído al mundo en las condiciones en que él se encontraba. "El feto —decía él en su argumento—, tiene derecho a nacer sano y normal. Mis padres tienen la culpa de no haberme formado mejor."

El profesor Henry Nadler, especialista en genética de la Universidad de Chicago, dijo en un artículo científico que cada día son más las demandas puestas por hijos que culpan a sus padres por la desgracia que los aflige.

PADRES INOCENTES

¿Qué culpa tienen los padres de que un hijo nazca así? Los padres nunca desean un hijo deforme. Al contrario, el sueño de ellos es tener un hijo sano, inteligente, hermoso y normal. Si la culpa le correspondiera a los padres, éstos tendrían derecho, por las mismas razones, de acusar a los abuelos, y los abuelos a los bisabuelos, y éstos a los tatarabuelos, y así sucesivamente cada generación podría acusar a la anterior de todos los males que padece. Por fin llegaríamos al principio de los principios y acusaríamos a ALGUIEN mismo de ser el culpable de todos los males que hay en el mundo.

PADRES CULPABLES

Lo que se siembra se cosecha, un dicho muy difundido y cierto. No podemos negar que hay parejas y conyuges muy irresponsables de traer al mundo hijos con defectos no deseados pero que de alguna manera, cuando no hicieron caso a sus médicos y consejos de la sociedad de no tomar ningun medicamento sin prescripción médica cuando está embarazada la mujer. Fue triste ver hace poco en tv que una pareja de alcohólicos llevaban en brazos un hijo que tenía graves problemas en la salud del niño, tenía deformación en uno de los brazos. Otro caso mostrado, una bebé de otra alcohólica tenía sífilis en sus partes genitales.

Creo, que esos niños sí tendrían todo el derecho del mundo para inciar un juicio a sus padres cuando no le cuidaron en su llegada al mundo.


Todo padre es responsable en cierta medida en aquello que pueden controlar; no medicamentos, no alcohol, no cigarros y otras sustancias tóxicas durante el embarazo. Pasar por alto puede afectar seriamente a su bebé. Pero, si aún después de haber tomado todas las medidas necesarias de cuidado para que llegue el bebé hubiera de nacer un bebé con problemas de salud, no cargaremos en la conciencia nuestra responsabilidad, sólo nuestro amor de padres llevará a tenerlos y criarlos con las mejores atenciones posibles.

Espero que este artículo ayude a tomar conciencia del papel importante que llevamos de ser padres RESPONSABLES.


Saludos en la distancia con aprecio y cariño.

Sinceramente...

eliass